Mamá ¿y tú cuándo te duchas?

Las duchas cuando eres mama se convierten en un lujo tan básico que te será difícil encontrar el momento perfecto para darte una ducha tranquila. Si hablas con cualquier mujer que ha sido madre recientemente, ya sea su primer bebé o no, de lo primero que se va a sorprender es de lo difícil que es darse una ducha cuando tienes un bebé en casa. Yo misma recuerdo «quejándome» de que mi hermana aprovechara para ducharse cuando iba a visitarla a ella y a su hijo, ¡incluso si iba a las 10 de la noche!, era verme entrar por la puerta y darme al bebé para meterse rápidamente en la ducha. No fue hasta que yo fui madre que la entendí perfectamente, de hecho, pude aprovechar unas cuantas duchas gracias a ella 🙂

Mamá ¿y tú cuándo te duchas?

Desde la lejanía de la maternidad una ducha puede ser lo más simple, tú misma eliges cuánto va a durar esa ducha, si te vas a lavar el pelo o no, si quieres ponerte una mascarilla, si vas a aprovechar para depilarte, etc…¡todo parece tan sencillo!. Pero cuando te conviertes en madre todo cambia, las duchas se convierten en un artículo de lujo, son como los coches Mercedes para el «pueblo llano». Recuerdo a mi pareja como sostenía a nuestro primer hijo y se ponía nervioso porque el niño estaba llorando y yo, loca de mi, me duchaba en 0,10 segundos. Y si me tocaba lavarme el pelo la velocidad era tal que a veces tenía que salir del baño con el niño berreando…

Por desgracia chicas esto no solo pasa con nuestro primer bebé, la historia se repite cuando llega el segundo , tercero ..etc.

Consejos para ducharse cuando estamos a solas con el bebé

A si que si no tienes a nadie con quien dejar al bebé y quieres darte una ducha hoy te damos algunos consejos que puedes seguir:

1. Aprovecha las mañanas para ducharte.

Las mañanas suelen ser momentos más felices para la mayoría de los bebés. Las tardes / noches pueden sacar lo peor de los bebés, por lo que es posible que desees evitarlos a menos que sepas que tu bebé se echa una siesta larga y sólida en ese momento y puedes contar con eso para ducharte tranquilamente.

2. Aprovecha mientras duerma

Si quieres que tu bebé duerma mientras te duchas, dale de comer, eructa y juega activamente con él hasta que caiga rendido. Le puedes dejar en un hamaca o en una moisés en el baño mientras te duchas. Este es tu momento … ¡aprovecha para darte esa ducha de lujo!

3. Coloca a tu bebé en el baño en un lugar seguro

Puedes colocar a tu bebé en algo que lo mantendrá seguro y ocupado. Yo usaba la hamaca de BabyBjörn con mi pequeña es muy ligera y la puedes colocar donde quieras y tú bebe estará siempre seguro bajo tu vigilancia.

Así que el tema de la ducha es una pregunta que siempre hago a amigas y conocidas que acaban de ser mamás, porque me siento muy identificada. Eso sí, siempre recomiendo que cuando venga una visita, con un mínimo de confianza, aprovecha para dejarle al bebé en brazos y correr a darte esa ducha que llevas esperando todo el día, y  a lavarse el  pelo con todo relax  ¡un día es un día!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.